El árbol

Un día desvestido de armonía, me paré frente al más viejo roble que conocía, y le pregunté:

– ¿cuántos mundos existen en esta realidad?

Y desde lo más profundo escuché,

– tantos como tu mente quiera construir.

Y una piedra me golpeó en la cabeza dejándome inconsciente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s